Enfermedades degenerativas del cerebro

Las enfermedades degenerativas del cerebro : la senilidad

Las enfermedades degenerativas del cerebro no son parte del proceso normal de envejecimiento, aunque por lo general es en las personas de edad avanzada donde ocurre con mayor frecuencia. La senilidad se define como la debilidad o enfermedad mental de la vejez, y se asocia con el deterioro del cuerpo y la mente en los ancianos, se conoce comúnmente como demencia.

La senilidad dificulta poder llevar a cabo las tareas diarias rutinarias. Una persona senil puede hacer las mismas preguntas varias veces, o perderse en lugares conocidos, a menudo son incapaces de seguir las instrucciones por mínimas que sean, sufren desorientación espacio temporal a tal grado que son incapaces de recordar hasta la fecha de su cumpleaños, así como el nombre de sus familiares más cercanos.

la enfermedad de Alzheimer

Es la forma más común de la senilidad, las personas experimentan signos de demencia o problemas de memoria, tales como dificultad para recordar hechos pasados ​​(sobre todo los más recientes), así como para aprender cosas nuevas. En la actualidad no existe una cura y varios estudios han demostrado que las mujeres tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad que los hombres.

El olvido es un primer signo común de la enfermedad de Alzheimer, a medida que la enfermedad progresa, el lenguaje, el razonamiento y la comprensión son afectados, debido a que es una de las enfermedades degenerativas del cerebro las personas que sufren dicha enfermedad empeoran de manera progresiva con el tiempo.

Enfermedades degenerativas del cerebro

la demencia vascular

La demencia vascular es de las enfermedades degenerativas del cerebro más frecuentes junto con la enfermedad de Alzheimer, se produce cuando las arterias que suministran sangre al cerebro se estrechan o se bloquean.

Los síntomas pueden ocurrir rápidamente, a menudo después de una apoplejía, pero también pueden desarrollarse gradualmente, estos síntomas son similares a los de otras formas de demencia, descritos anteriormente, lo que hace que sean difíciles de distinguir de los signos de la enfermedad de Alzheimer.

Los factores de riesgo:

Fumar, tener sobrepeso, tener niveles elevados de colesterol, y tener antecedentes familiares de problemas cardíacos también puede aumentar su riesgo de accidente cerebrovascular, que es un desencadenante principal de la demencia vascular. Mini-accidentes cerebrovasculares pequeños o, que a menudo no se detectan, son una causa frecuente de la demencia vascular.

El efecto de estos pequeños accidentes cerebrovasculares pueden ser muy leves, pero empeoran con el tiempo, a medida que se bloquean más vasos sanguíneos en el cerebro, el deterioro mental asociado con la demencia puede aumentar. La pérdida temporal de la visión, el habla, la fuerza o breves episodios de adormecimiento son señales de advertencia y deben ser tomados en serio.

La demencia vascular puede afectar el pensamiento de un individuo, el lenguaje, la marcha, el control de la vejiga y la visión,comúnmente comienza entre los 60 y 75 años y afecta más a los hombres que las mujeres, debido a que viven más tiempo, sin embargo, las mujeres deben ser conscientes de los signos de alerta de la demencia vascular a medida que envejecen y algunos aspectos de la demencia se pueden prevenir con el tratamiento médico adecuado.

Las enfermedades degenerativas del cerebro son una de las plagas de la sociedad moderna, por increíble que parezca no se da en aquellas  sociedad que se han mantenido al margen del desarrollo actual.

About the Author

Jacobo Nasser

Leave a Comment


seis + = 11